17 febrero, 2014

Mini magdalenas de nata (Versión Thermomix y tradicional)

De las primeras recetas que recuerdo haber cocinado con mi madre, son las Magdalenas. Ahora, mientras escribo, me viene a la mente como olía la cocina después de hacerlas!

Luego vinieron los bizcochos, las pizzas, las quiches...

Pero el gusto de preparar madalenas y llevarlas al día siguiente al cole, era lo más!

Hace un tiempo preparé estas Magdalenas de nata y como salieron tan buenas, tiernas, aromáticas...las volví a repetir para una cena con amigos y tomar con el café. 

Para que queden mini mini...utilicé unos moldes de silicona, de los que se usan para hacer trufas o bombones, pero podéis utilizar el molde que os vaya mejor.

Son del tamaño "bocado"...así que hay que controlarse porque no te das cuenta y te comes tres o cuatro en un momento!

He pensado que estos días que hace frío, os apetecería hornear unas cuantas...espero que os gusten!!!



Ingredientes

  350 gr. de harina
  250 gr. de azúcar
  250 ml. de girasol
  100 ml. de nata para montar (pero no hay que montarla)
  1 sobre de levadura royal
  4 huevos
  La ralladura de 1 limón.

Preparación en Thermomix 

Vertemos la harina y la levadura en el vaso y tamizamos, programando 30 segundos velocidad 3. Retiramos y reservamos.

Ponemos la mariposa en las cuchillas y echamos los huevos y el azúcar. Programamos 7 minutos, temperatura 37º y vel. 3. Agregamos la ralladura de limón (sólo la parte amarilla ya que la blanca nos amargaría) y quitamos la temperatura; programamos otros 6 minutos, vel. 3.

Añadimos la nata y el aceite y programamos 3 minutos más a vel. 2. Quitamos la mariposa

Añadimos  la harina y la levadura reservadas y mezclamos con la espátula hasta que quede casi todo bien mezclado. A continuación, programamos 5 segundos, vel. 6, y después volvemos  a mezclar con la espátula manual.

Dejamos reposar en el vaso 10 minutos antes de llenar las cápsulas.

Preparación tradicional:

Tamizamos la harina y la levadura con la ayuda de un colador. No es imprescindible, pero la masa queda más esponjosa. Reservamos.

Ponemos los huevos y el azúcar en un bol y batimos con ayuda de una batidora eléctrica, al menos durante 2 minutos.

Agregamos la ralladura de limón (sólo la parte amarilla ya que la blanca nos amargaría) y mezclamos de nuevo, en este caso a mano, con ayuda de una espátula.

Añadimos la nata (semi-montada) y el aceite y volvemos a mezclar con la ayuda de la espátula.

Añadimos la harina y la levadura reservadas y mezclamos de nuevo con la ayuda de la espátula hasta que quede todo bien integrado, sin que se vea nada de harina.

Dejamos reposar en el bol unos 10 minutos antes de llenar las cápsulas.

Para ambos casos:

Repartimos la masa en moldes de papel, llenando hasta 3/4 de su capacidad.

Espolvoreamos  por encima con azúcar y dejamos reposar al menos una hora. Yo las dejé unas tres horas a temperatura ambiente y luego las horneé.

Introducimos las magdalenas en el horno pre-calentado a temperatura 210º. Horneamos durante unos  10-12 minutos hasta que estén doraditas.

NOTA

Cuanto más tiempo las dejemos reposar antes de hornear, más esponjosas nos quedarán.

Le podéis añadir gotas de chocolate o trocitos de fruta escarchada.


Gracias por tu visita y recuerda que te puedes hacer seguidor en mi página de Facebook, suscribirte al Blog y recibir las recetas en tu correo además de seguirme por Instagram.

FOOD & CAKES by GB

20 comentarios :

  1. Qué delicia Gemma, te han quedado unas mini magdalenas preciosas y lo que tú dices, como te descuides te has zampao la bandeja entera...jajaja. Un beso corazón y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Se ven de lo más esponjositas.... que buenisimas.. me quedo por aquí.... un beso

    ResponderEliminar
  3. De un bocado te aseguro que me comía dos! Pintaza es poco y con nata creo que no las he probado asi que las tendre que tener en cuenta ;)
    Besotes guapa

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo, es una de esas recetas de toda la vida que nunca falla, me encanta!

    ResponderEliminar
  5. Ains, qué bocaditos más tentadores, Gemma. Son de los que tienes una bandeja delante de ti y ves difícil contenerte y comer solo uno, o dos, o tres. La textura que ha de tener esa masa ... ¡ummm!

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  6. Gemma, son estupendas, no las hago nunca, lo intentaré y te haré caso con lo de dejar reposar, bssss

    ResponderEliminar
  7. Me apunto la receta. Hace días que me apetece preparar magdalenas......Te han quedado preciosas.
    Bona setmana!
    Olga

    ResponderEliminar
  8. Ohhhh Gemma que bocado tan rico!! Pues si, a ti y a muchos nos recuerda ese olor a nuestra infancia, y lo buenísimas que estaban!!!! No he vuelto a prepararlas, ahora que tu nos la has recordado, me voy a animar a darle una sorpresa a mi mami, que justo llegan mañana para pasar aquí unos días y la voy a sorprender con tus magdalenas!
    Un besote enorme guapisima!!!!

    ResponderEliminar
  9. Unos bocaditos totalmente deliciosos! Lo malo es que, así, minis, seguro que es comenzar y no parar :)
    besos

    ResponderEliminar
  10. Jo fent temps per anar a dinar, i em trobo aquestes madalenetes!! Guardame'n unes poques, que jo amb dos o tres no en tindré prou! No les he tastat mai amb nata, deuen quedar d'allò més bones, oi?

    Petons!

    ResponderEliminar
  11. Hija qué ricas! te las voy a copiotear!! ea

    ResponderEliminar
  12. qué buenas estas magdalenas. La nata da un toque muy bueno en bizcochos y magdalenas, a mi por lo menos me encanta

    ResponderEliminar
  13. Quina 'monada' Gemma! Les magdalenes sempre són un encert, un dels millors plaers de la vida. Potser és una de les coses que més m'agraden fer, perque em fan venir bons records de la infància, fan una bona olor que aromatitza tota la casa, són fàcils de fer i no hi ha res tan casolà com unes magdalenes (bé i el pà de pessic també).
    Un tallat i unes magdalenes d'aquestes petitones com les que tu has fet són lo millor que pots menjar-te en qualsevol moment del dia! :-)
    Un abraçada!

    ResponderEliminar
  14. Si es que aquestes magdalenes son un perill... no pots menjar-te només una.
    Petonets.

    ResponderEliminar
  15. Si que se ven más esponjosas, que blanquitas quedan, me gustan mucho.
    Lo malo que tan pequeñitas para no parar de comerlas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  16. Madalenes de nata...una bomba baja....però tenen una pinta tan esponjosa i tan bona..que me'n menjaría 3 de cop ara mateix!!!!
    Bon cap de semana!!!!! (T'extranyarem el disabte!)

    ResponderEliminar
  17. Uf! Vaya color mas rico tienen esas magdalenas! Ojalá pudiera olerlas!

    ResponderEliminar
  18. Que bocaditos tan ricos que nos has traido, me encanta como se ven!! Ideales con ese toque de nata, seguro que les da un aire super especial ,me gustan mucho!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  19. Hola te quería preguntar la temperatura 210 es en grado F o C. Los 250 ml de aceite de girasol los puedo sustituir por margarina y ¿cuánto cantidad sería un sobre de levadura?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milu!!!
      Pues aquí los 210 son C (disculpa que no lo aclare!)
      También por aquí, un sobre de levadura en polvo equivale a 15 gramos.
      En cuanto a lo de sustituir el aceite por la margarina, no lo sé porqué no lo he probado. Quizás le pondría solo 200 gramos de margarina....¿como lo ves?
      Si las haces me gustaría verlas y saber como te ha funcionado la receta con la margarina...ok?
      Espero tus noticias!
      Por cierto...¿desde dónde me escribes?Un beso!

      Eliminar

Gracias por dejar tu comentario.
Un saludo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...